viernes, julio 23, 2010

yo tenía que conocerte

yo tenía que conocerte
aquí, en el bullicio incoherente de las cosas
aquí, donde la lengua se multiplica y el mundo
calla

donde la fortuna es de hilo
y las palabras exclusas
y la fiebre, constantes gotas de sudor

uno viene al mundo
uno viene del mundo

habla de forma estrafalaria del tiempo
crece involuntariamente
mastica los miedos de forma constante
huye

de noche
alguien nos dijo qué ocurriría con nosotros
habló del vínculo y las historias
conjuró el amor de los cuerpos lustrosos los hoyuelos los dedos sujetándose
las terminaciones nerviosas el mareo el quiero escribir esto que nos pasa
yo tenía que conocerte llevarme tu rostro leerte la mano jugar a lanzar las preguntas
cederte mis moléculas yo presentí de antemano yo tengo el número yo digo en voz alta destino
y ocurre
qué más sería la poesía sino esta suma de hechos
tu cuerpo achocolatado y alto
las horas las nuevas palabras que los amantes inventan

si estos ojos brillan hoy sin el dolor antiguo e inmediato
si pierdo el contorno del habla si soy una sonrisa
si jadeo si escribo a deshoras
si la lluvia si el sol radiante
es porque yo tenía que conocerte aquí
en esta época

la vida es así
sorpresiva y espesa.


15 de julio de 2010
Medellín, Colombia

2 comentarios:

Anaïs Abreu dijo...

ME GUSTAN MUCHÍSIMO ESTOS POEMAS, AMORCITA.

María Tabares dijo...

¡Salud! Por los encuentros...