sábado, diciembre 10, 2011

Recordando El Mozote

Hoy, gracias a una invitación de Eric Doradea y el colectivo salvadoreño Tzuntecun Ejecat (Cabeza de viento) anduvimos frente a Metrocentro de San Salvador leyendo poesía con el megáfono, regalando mozotes y pequeños volantes en una actividad para recordar la matanza de 1.000 civiles, en su mayoría ancianos, mujeres y niños, hace 30 años a manos del batallón Atlacatl comandado por el coronel Domingo Monterrosa.
Comprobé nuevamente que el megáfono es una herramienta útil para la intervención callejera, y mi sorpresa fue la respuesta de la gente, ya que la mayoría tomaba su mozote, escuchaba nuestra reflexión sobre la memoria histórica y los poemas...
Eric me dijo al irme: "Vos también sos cabeza de viento" y me explicó que esa era la forma en que los pipiles llamaban a los locos, e hizo la seña con su dedo girando alrededor de la cabeza, en efecto, una señal que podría interpretarse como tener la cabeza llena de viento.
Me gusta que mi actividad de leer poesía no se circunscriba a la ciudad de México donde ahora vivo y que haya cabezas de vientos también en mi ciudad natal.

Una chica bañándose de aire

Ayer

una chica bañándose de aire

sobre las ventoleras del metro

ropa negra ceñido el cuerpo

el aire sucio susurrándole al oído

no sé cuántas cosas perdidas

párpados en alegre contracción.


Su pelo ondulante es la música del polvo

una explosión ventricular de millones de personas.

viernes, noviembre 25, 2011

Mientras más se grita menos se mata

“Mientras más se grita menos se mata”, referencia de un estado de asfixia generalizado.

La joven compañía Mirateatro está presentando en el Trolebús Escénico de la colonia Condesa “Mientras más se grita menos se mata”, una metáfora escénica del mal estado emocional que atraviesa la ciudad de México y cualquier otro conglomerado social contemporáneo.
Colmada de histeria, de principio a fin, el espectador vivirá durante 50 minutos, cada uno más intenso que el anterior, la angustia que provoca un Estado fallido que ha confinado a sus habitantes a gritar y llorar “en su soledad acolchonada”.
“Ya no quiero esperar quiero vivir”, “quiero ir al mar”, “ya no quiero sentir este vacío”, son afirmaciones que no necesariamente podrían ser pronunciados por tres talentosas actrices sino por cualquier transeúnte que tenga que aguantar un “damitas, el tráfico estaba pesadísimo en el Periférico”.
El arquetipo de Todos Los Hombres también está presente en esta puesta en escena. Hombres que reclaman no ser más un lugar común, receptáculo de las neurosis femeninas, ni necesariamente el padre, hijo, hermano, esposo, novio o amante.
Este país se está cayendo a pedazos, los países se están cayendo a pedazos, y en medio de esos escombros surgen apuestas escénicas como ésta que no pretende dejar moraleja alguna sino enfrentar al espectador con problemas propios del género humano tales como la espera, la angustia, el miedo, la soledad y la búsqueda del amor.
“Mientras más se grita menos se mata… o al contrario”, se vuelve una reflexión urgente, precisamente en un contexto donde la vorágine de violencia parece haberse apoderado de las circunstancias históricas.
Con solo 35 butacas disponibles, lo que hace esta experiencia totalmente íntima, políticamente íntima, en un Trolebús detenido en la esquina de Sonora con Parque México en la colonia Condesa.
De jueves a sábado a las 9 p.m. Domingos a las 8 p.m. El costo de la entrada es de 100 pesos, y hay un descuento especial de 50 por ciento para estudiantes y maestros. Hasta el 27 de noviembre. Con nuevas fechas en diciembre.
Texto y adaptación de Lauri García Dueñas. Elenco: Alejandra Lugo, Britsa Analí López, Zaira Concha y Jorge Luis Chávez Caballero. Dirección: Julio Perea. Producción Ejecutiva: Blanca Guevara.

jueves, noviembre 24, 2011

Ah Omara, Omara...


Mi disco de los Buena Vista Social Club está en casa de mis padres en San Salvador. Ahí se ha desgastado y rallado por todas las veces que lo pusimos para bailar en la sala.
El documental de Wim Wenders también lo he visto muchas veces. Recuerdo, entrañablemente, la escena del pianista Rubén González, amenizando una clase de ballet para niñas en Cuba. Y el momento culmen en que Omara Portuondo llora al cantar “Dos Gardenias”, acompañada del fallecido Ibrahim Ferrer. Sus rostros son inolvidables para mí y están “heridos de sombras”.
Llevo pues, unos diez años, al menos, bailando “El cuarto de Tula”, “Chan Chan” y repasando el disco. Enamorándome, abrazando, con el soundtrack de los Buena Vista de fondo.
Por austeridad, se me pasaron un par de conciertos de la banda en México, pero el pasado martes 7 de noviembre, en concordancia al viejo refrán de “a todo pavo se le llega su Navidad”, a mi se me cumplió mi sueño musical.
Fue en la plaza de toros, con dos boletos de 150 pesos que nos permitieron llegar hasta localidades valoradas cuatro veces más ese precio. La respondencia del deseo tantos años cultivado hizo que avanzáramos hasta donde podríamos ver a la banda de cerca, sin que los de seguridad nos detuvieran.
La plaza estaba medio llena y el público mexicano tardó varias rondas en animarse a bailar, no entiendo cómo la gente puede “ir a ver” a los Buena Vista y no desenfrenarse.
Yo ya estaba de pie antes del primer acorde, dispuesta a que me doliera el cuerpo de tanto moverlo. Cuando la orquesta arrancó, las lágrimas me chorrearon felices y se me repitieron durante varias canciones.
El Buena Vista Social Club renovado, con varias ausencias en sus filas, interpretaba sus grandes éxitos como si su marca no se hubiera desgastado con los años. Virtuosos, los ejecutantes daban clases de música a cualquiera.
Omara Portuondo, a sus 81 años, hizo su entrada triunfal vestida con un saco de lentejuelas turquesas, logrando contagiar de frenesí a la plaza que la aclamó en más de una ocasión como “la más bonita, la más sexy”.
Derrochando alegría y vitalidad, la cantante cubana bajaba su cuerpo como si estuviera bailando reguetón. Su voz era un rayo de altos decibeles que hubiera sido capaz de tumbar los aviones que surcaban a esas horas el cielo nocturno. Digo yo.
Omara cantó “Veinte años” y me deshice en más lágrimas. Aguzó “Dos gardenias” y levanté los brazos diciendo “ya me puedo morir, que me parta un rayo”, El Muchacho escuchó un “que me atropelle un camión”. No me oyó bien, pero el mensaje era sin duda claro: “He escuchado cantar a Omara Portuondo, ya qué”.
El que la reina cantara “Quizás, quizás” y “Bésame mucho” aniquiló de una vez por todas las angustias de mi corazón.
La luz del escenario iluminó por unos segundos el rostro de un hombre mayor, y pude ser testigo de su absoluta felicidad, a pesar de la indiferencia de su acompañante.
Más de la mitad del público no llegaba a los treinta años, y los extranjeros blanquitos eran los que más bailaban.
En las últimas filas, había hombres que llegaron solos y que aún así no paraban de bailar.
Los Buena Vista regresaron al escenario luego de concluido el concierto y nos regalaron otras dos melodías, para que los que asistimos esa noche pudiéramos, no solo dormir tranquilos, sino que extasiados ante tanta exuberancia.
Gritamos “¡Viva Cuba!” muchas veces. Era inevitable.
La reina Omara fue la última en salir de escena, aparte tarareó “Amorcito, corazón, yo tengo tentación de un beso” y eso fue suficiente para que del éxtasis me diera casi taquicardia.
La música es el Patrimonio Infinito. Varios días después todavía tarareo por los pasillos “Dos Gardenias”.
Ah Omara, Omara… la más sexy, la más bonita. Si quieren leerla, sígala en twitter y vean esta su foto, para que el relámpago de su belleza los atraviese por completo.

jueves, noviembre 10, 2011

Mientras más se grita menos se mata...





Los invito a mi primera adaptación para teatro:

Texto y adaptación de Lauri García Dueñas con Alejandra Lugo, Britsa Analí López, Zaira Concha y Jorge Luis Chávez Caballero. Dirección: Julio Perea.

Lugar: Trolebús escénico: Parque México, esquina Sonora, colonia Condesa, México D.F.

Fechas: 17, 18, 19, 20, 24, 25, 26, 27 de noviembre de 2011.

Horarios: Jueves a sábado 9 p.m. y los domingos a las 8 p.m.

Costo de la entrada: 100 pesos. Descuentos del 50 por ciento para estudiantes y maestros.

Estreno: 50 pesos con vino de honor.

lunes, octubre 24, 2011

jueves, octubre 20, 2011

viernes, septiembre 30, 2011

Una boca

Este cuerpo piensa una boca.
Una sola.
La tuya.

Regresé al desierto porque me lo debía

Regresé al desierto
porque me lo debía
y vi las zarzas polvosas
y los pinos de sal.

La realidad era una suma de consecuencias inexplicables
todo lo que duele y este dolor arterial de tiempo
un año exactamente
este no encontrar el sentido ni en los movimientos de las extremidades
esta brutal extenuación física
esta muerte tan vital
estos riñones pegados a la espalda
los años excesivos
se supone
ya pasaron
calendáricos
pero la convalecencia es tan sequedad
tan falta de pulso
tan búsqueda meteórica
pesa tanto
en su frialdad de cubos
réplica del Abasolo
de insectos cráteres
de múltiples espaldas de cuchillos.

Nada de lo que el pensamiento explique
volverá aquel pasado
otras serán
las espinas picaduras
y los pinos de sal.

Debilidad

Levantar la casa
frotar las manchas de los vasos
medir la línea del ojo derecho
esa arruga que
leer que no le gusta
no te gusto pues
el cuarto aún sin cortinas
la luz punza los párpados
tengo rabia en la cara en el ojo derecho en las colchas
volteo las preguntas
hace cuánto vine a esta ciudad irreconocible
qué hago en esta ciudad con tu rostro en cualquier parte
(siempre el Viaducto)
y una sola imagen en una noche completa con tu pelo desordenado
y yo metiendo mis manos en tu pelo como si sirviera de algo
y yo hablándote como si sirviera de algo
vivo
entre tus odios al mundo
nunca montaré tu cuerpo de nuevo
cuando alguien da su sangre
realmente no importa lo demás que diga
nadie es suficiente testigo de mis debilidades
si los que me hieren supieran de mí
no lo harían
freír los huevos que morirán entre mis platos de barro
poner la salsa
levantar la casa
frotar las manchas de los vasos de otros
chasquear los labios al acordarme.

Xalapa ¡Allá vamos!

martes, septiembre 13, 2011

Huele como a espíritu adolescente

El pasado 10 de septiembre se cumplieron veinte años del lanzamiento del sencillo “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana, contenido en aquel disco mítico, “Nevermind”, que a tantos nos cambió la vida. Las conmemoraciones se reprodujeron a millones en la web y yo llegué a convencerme de que soy adulta. O casi. Porque debo serlo, ya que una de mis canciones favoritas tiene veinte años.
Recuerdo el día en que Kurt Cobain murió, era el 8 de abril de 1994. Yo tenía 14. La noticia apareció en la televisión del cafetín del colegio y sentí vacío el estómago. Lloré.
En ese entonces, entendía muy pocas cosas sobre mi cuerpo y el mundo que me rodeaba, pero sabía que ese muchacho rubio de los videos sabía cómo nos sentíamos yo y millones de chicos.
Mi copia del ‘Nevermind’, lo confieso, fue sustraída de la casa de un amigo del chele, "Cara de mara", donde solíamos pasar las mañanas que le ganábamos a nuestra educación formal.
El ‘Nevermind’ me parece ahora el soundtrack de esa época blanda y terrible, en la que defendíamos ideológicamente nuestros excesos y a dentelladas rabiosas nuestras libertades frente los estrictos maestros del colegio católico donde estudiábamos.
La canción era como nosotros. Muchachos con las camisas de fuera y al revés, queriendo llevar el ‘grunge’ más allá del casete que me agencié aquella mañana que me escapé de mis clases.
Se me aguadan los ojos, como para la muerte de Kurt, cuando escucho las guitarras rasgadas de ‘Smells Like Teen Spirit’. Me recuerdan a mis amigos, que lo siguen siendo. Crecí y no me di cuenta.
Lo que todavía no ha ocurrido en mí es la total sapiencia sobre los asuntos de mi cuerpo y la especie humana de la que formo parte, pero sigo creyendo que ese muchacho rubio de los años noventa sabía muy bien de lo que hablo.
Me aferro a la parte adolescente que aún me sobrevive: la rabia ante la injusticia, sobre todo. La música me hace recobrar la fe en la humanidad.
Creo que la verdadera música es la que, aun pasados veinte años, te hace temblar como cuando oíste por primera vez el casete. O cuando lo repetías a todo volumen en la grabadora del carro viejo que aceleraba Mario Reyes, mientras todos escapábamos de casa de Eleonora porque llegaron sus papás y Juan había vomitado sobre las barbies.
Hay muchos grupos de los noventa a los que el tiempo les pasó la factura para mal. A Nirvana no. Todavía olemos como a espíritu adolescente.

http://www.youtube.com/watch?v=ofbAlJp5e2A&feature=youtu.be

Los invitamos

Tijuana times ¡Soon!

sábado, septiembre 10, 2011

"Veo salir gorriones roncos del hocico del perro"

*Prólogo para la antología "Somos poetas ¿Y qué?" de Tijuana para

http://hondanomada.com/

Tenemos frente a nosotros una antología de poesía colmada de Sombras, terriblemente feroz, pero paradójicamente luminosa y esperanzadora.
Asistimos a un texto heterogéneo, en intensidad y contundencia poética, compuesto en arpegios de variados decibeles. Receptáculo de tristezas vitales y decepciones nihilistas, pero también recargado de utopías. A veces cursi, febrilmente angustiado y estridente. Casi estridentista.
Este grupo de textos está escrito por autores de Tijuana, que trascienden su aparente destinación fronteriza, en dirección a varios arquetipos literarios como la muerte, el amor y la ausencia.
Voces que proponen desde el delirio estético una posición política de denuncia social.
Lírica colectiva y urbana, con grafitis, sexo, alcohol y droga. Droga reflexiva y reflexión sobre la droga.
Esta antología intenta sortear varios estereotipos, menciona en segunda persona al amor. Casi nunca.
Indica la frontera y no; retrata la violencia sin resignación; cree, a pesar, que existe esperanza ante la vorágine de crimen e impunidad; abusa de lo explícito; se plaga de soldados, policías, encapuchados, ametralladoras, balas, secuestrados, encajuelados, asfixiados y ejecutados; nombra la maquila y el descreimiento hacia lo mediático; es hipster y se decora de anglicismos; contiene –sorpresivamente para mí- algunos sonetos; blande odas al agujero negro del sexo; cree que dios es una voz en off; se regodea en el amor velado, como evocación y ausencia. Piensa y discursa. Prosea.
Sus partes, su estructura líquida, se asemejan a decenas de vientres que se buscan frente al espejo, sin encontrarse del todo, pero rozándose constantemente.
Tijuana Aquí es más que el famoso estribillo tequila sexo marihuana, gracias a que sus autores decidieron retratar-relatar-reescribir con hondura el lugar donde tienen enterrado el cordón umbilical o adoptivo.
“Pareciera que esta ciudad/espera paciente su descanso”, dice Aurelio Mexa de otra ciudad que puede ser la misma de la que hablamos. Esperar-esperanza- expectativa.
Estos escritores están indignados, con valentía y deliberación se atreven a hablar sobre lo que pasa en el norte del país, tienen roto el GPS, aparentemente, pero no renuncian al deseo de cantar y salir un viernes.
Esta antología joven-vehemente es como el bar Zacazonapan, un lugar donde a uno le gustaría sentarse a fumar y tomarse unas cervezas con los amigos.
Sórdida y hermosa como la ciudad donde fue concebida. La antología está cimentada en el trabajo de uno de los colectivos más influyentes de la creación literaria joven de México: Los Intransigentes. Yace sostenida de un par de oficios literarios bien ejercidos e impulsa a otras nuevas voces que andan buscando su coherencia discursiva.
“Y cuando nuestras palabras sean erráticas e inconclusas…”, diría, citando a Daril Fortis, para describir lo que de inacabado es todo proceso de escritura y selección.
Poesía miscelánea y sensorial. De textura clara y a la vez oscura, como “soldados morenos de olor incierto”, diría Karina V. Balderrábano.
Cuando terminé de leer este libro, vi “salir gorriones roncos del hocico del perro”, como algo hermoso surge del lugar menos esperado, como bien escribió Patricia Binôme, una de las propuestas poéticas más contundentes de esta selección.
Esperanza sí, de que lo que pasa en el norte del país cambie, pero una esperanza terrenal, ni fútil ni ingenua.
“¡Aún No Estamos Muertos!”, en palabras de Alberto Paz “en este sueño que me persigue”, completaría Mavi Robles-Castillo. “Escribimos para exorcizar al miedo”, en las de Mónica Morales Rocha.

Lauri García Dueñas
4 de septiembre de 2011.

viernes, septiembre 09, 2011

Savasana con ruido de camotes

La vida llueve afuera.

Nos compete la compasión.

La ciudad, la mía, lecho confuso que se encharca en trenes
adentro, nuestros cuerpos móviles se cuelgan de sus quejidos
el silencio abona cantos en lenguas antiguas
¿perdonar a los enemigos?
¿o guardar para ellos nuestros estómagos hechos flores de rabia?
sobresaturación de las almas-cabezas pensantes de nuestra generación
imágenes como nubarrones lisos
obtener
varios ‘no’ por respuesta
llamadas telefónicas.

Ella conduce y dice que el discurso está agotado
No No No
las palabras nunca se detendrán aunque sean una alfombra roja e inútil
el recuerdo infantil del miedo natural a los truenos.

No hay
ni una sola superficie libre de ruido donde el refugio sea procedente.

Ella me intercepta y relata
fijaciones cinematográficas
triste, concluyo un
‘hombres con demasiadas enfermedades emocionales’
músicas electrónicas
verdades olvidadas
afuera
una lluvia absolutamente contagiosa.

El ruido del carrito de camotes hace unos minutos interrumpió el Savasana.

Venimos de la capacidad de la resurrección
venimos de la capacidad de sobrevivirnos.

(En el fondo, el alivio es individualista)

Morir así es tan dulce
sabiendo por descontado que voy a verte en la siguiente estación.

El silbido del carrito de los camotes es inconfundible.
Respiro.

¡Nos vamos a Tijuana!

domingo, agosto 21, 2011

Del mar es el ahogo

Pedidos por internet en cualquier parte del mundo:

http://bit.ly/oMfi2o

Puntos de venta de mis poemarios en El Salvador


Árbol de fuego


Mi foto favorita


Antología Honda Nómada

Prólogo de Yaxkin Melchy:

Somos Los Abisnautas


Antología "Las otras voces" El Salvador






Nueve poetas salvadoreños compartimos una nueva antología: Otras voces



¡En hora buena!

Del mar es el ahogo y de Lauri este mar

Texto por Elena Salamanca:

lunes, agosto 08, 2011

La invitación

"Del mar es el ahogo" en El Salvador

Acompañada de la poeta Elena Salamanca, a quien admiro mucho y me da tremendo gusto que esté conmigo ese día, este viernes 12 de agosto de 2011 a las 6 p.m. presento mi tercer poemario "Del mar es el ahogo" en El Salvador, exactamente en el hermoso Museo Tecleño (MUTE): 7a. Avenida Sur 1-4. Barrio San Antonio. Santa Tecla.
Vengan, además de poesía, es en un lugar histórico.
Los espero, besos:

Besos pintados en recuerdo de Oscar Wilde


Con el tiempo, he aprendido que las cosas que a uno le pasan en la vida tienen un sentido de interrelación. Los hechos aislados no existen. La sensibilidad que nos otorga la literatura consiste precisamente en aprender a leer esa conexión entre sucesos aparentemente alejados. Digo todo esto, por la implicación sentimental que me produjo releer este domingo “El Príncipe Feliz” de Oscar Wilde.

El espíritu humano es más consiente de sí mismo los domingos. Es una teoría que he venido desarrollando a través de los años y está reforzada por el comentario generalizado de que ese día una especie de certeza existencial se apodera de las personas.

Las lecturas dominicales y los pensamientos en general suelen ser más hondos el último día de la semana, justamente un día antes de que la vida vuelva a iniciar su rutina. Por eso los niños se ponen tristes los domingos.

Cuando era niña leí “El Príncipe Feliz” de Oscar Wilde y hoy por propia voluntad y azar volví a hacerlo. El libro estaba ahí, entre mis cosas. Acababa de leer un post de “El inútil de la familia” de Elmer Menjívar y tenía ganas de masticar lecturas hondas, dominicales.

La luz del día entraba por entre las cortinas rojizas de mi habitación e iluminaba mi lectura, al fondo oía los ruidos familiares, mi madre me llamaba a la mesa pero me tardé un poco más en llegar. Cuando terminé de leer el cuento, los ojos me quedaron acuosos como de caricatura japonesa y sentí verdaderos espasmos en el plexo solar.

El relato data del siglo XIX pero habla exactamente de lo que ahora vivimos como especie. Cuenta la historia de un príncipe vuelto una estatua cubierta de oro y piedras preciosas que está emplazado sobre Londres. Lejos de su palacio, se da cuenta de las miserias del mundo.

Los personajes son una gaviota, inicialmente enamorada de un junco, un grupo de políticos vanidosos, un niño enfermo que pide naranjas, su madre costurera, un escritor hambriento, una pareja de enamorados, un vestido de pasionarias, una chiquilla cuyos cerillos cayeron al río. Dios y un ángel.

Los hechos se desarrollan de tal forma que la gaviota muere a los pies del príncipe luego de besarlo en la boca, los pobres logran tener alimento y los políticos discuten en honor a quien erigir la siguiente estatua.

Mis lecturas de hoy me llevaron también a leer la bitácora de una hermosa viuda y la mala noticia de que el pintor y escultor Alfredo Catalán Medrano fue asesinado por pandilleros en San Jacinto sin que ningún sospechoso esté detenido. En estos momentos, una duda del sentido de la vida, sobre todo también, por la reciente vivencia de asuntos familiares que nunca esperé enfrentar.

Pero leo a Wilde, un hombre que vivió el éxito mundano y literario para luego conocer la cárcel y el exilio, por haber aceptado abiertamente su homosexualidad. Y recuerdo, aquel otoño en París cuando conocí su tumba y me sorprendió que la gente dejase encima marcas de besos con pinta labios y corazones dibujados.

Tuiteo sobre Wilde y Juan Carlos Quezada me manda una imagen titulada “Besitos sobre una piedra de París”. Rodrigo Arias me recuerda la inmortalidad de nuestro Oscar.

Mi parte favorita del cuento: “Tráeme las dos cosas más valiosas de la ciudad, dijo Dios a uno de sus ángeles. Y el ángel le llevó el corazón de plomo y el pájaro muerto. Has elegido excelentemente, dijo Dios”.

Ezequiel Reyes me escribe: “Te falta decir que esas dos cosas las encontró el ángel en la basura, lo verdaderamente valioso no es visible y muchas veces es relegado por la sociedad”.

“Y lo arrojaron al montón de basura donde estaba también la golondrina muerta”, agregué a la cita, en respuesta al comentario de mi amigo.

El Príncipe Feliz dio hasta sus ojos por disminuir la miseria de los demás y la gaviota murió de frío en vez de viajar a Egipto con sus compañeras. Al final, haciendo el bien, ambos se enamoraron.

Wilde descansa su inmortalidad en un cementerio de París donde la gente le deja besitos marcados con lápiz de labios. Se cuenta que, cuando estaba esperando en la estación con los demás presos para ser llevado a la cárcel, alguien se acercó y lo escupió en la cara, pero él ni siquiera pestañeó. El tiempo pone a cada cual donde se merece. Nadie recuerda ahora el nombre de quien escupió al escritor.

Luego de tratar de encontrar el sentido a mis lecturas de hoy, concluyo que dentro de las tragedias personales y de país, tal vez tengamos que aprender que debemos dar todo de nosotros para ayudar a los demás, dejando a un lado el ego y el egoísmo. Tal como lo hizo el protagonista del cuento y su gaviota.

Lo verdaderamente valioso no es visible…

El corazón de plomo de un príncipe y una gaviota muerta, las cosas más valiosas de una ciudad, las encontró un ángel en la basura.

A veces perdemos la esperanza de que las cosas mejoren. Pero en El Salvador, como en los cuentos, hay gente que desde el anonimato da lo mejor de sí a los demás. Yo quiero ser de esas personas. Ojalá que vos también y así podamos cambiar esto que nos anda pasando a todos.

Versión publicada:

http://www.elfaro.net/es/201108/opinion/5249/


jueves, agosto 04, 2011

viernes, julio 29, 2011

Espacio Cartonero


Las editoriales cartoneras nacieron en 2001 en Argentina. Reciclan y reutilizan materiales cotidianos para editar títulos alternativos, así mismo, ponen los medios de producción editorial al servicio de los escritores y no de los distribuidores y librerías. Involucran al autor-lectores-artistas visuales en la creación de libros únicos e irrepetibles.

Tzikbal contará con el único espacio cartonero en el Distrito Federal con los proyectos:
Casamanita Cartoneira (México-Galicia-El Salvador)
Santa Muerte Cartonera y Editorial 2012
Kodama Cartonera (Tijuana)
Cohuiná Cartonera (Chiapas)
La Cartonera Cuernavaca
La Ratona Cartonera (Cuernavaca)
La Verdura Cartonera (Tijuana-D.F.)
Meninas Cartonera (México-España)
Orquesta Eléctrica (D.F.)
Atarraya Cartonera (Puerto Rico)

Ø Editoriales alternativas:

El Tren Sardina (D.F)
Honda Nómada (D.F. Estados Unidos)
La Diëresis (D.F.)
Torre de Babel (D.F.)

El sábado 30 de julio a las 7 p.m. en Pabellón Copilco B225, frente a Superama Universidad, se abrirá un 'librero de cartón' donde estarán a la venta muchos títulos de poesía y narrativa.

¡Entrada libre, los esperamos!

martes, julio 19, 2011

¡Fiesta!

Les cuento que este año estoy trabajando en la adaptación de "La indescifrable espera" con la compañía Mirateatro, mi primera experiencia como 'dramaturga'. Este viernes 22 de julio de 2011, estamos haciendo una fiesta para recaudar fondos para el montaje. Habrá música electrónica, burlesque, concursos de salsa y traguitos de cortesía. Los espero, ojalá puedan venir y correr la voz...
Hostal Moneda, Moneda 8, casi esquina con Academia. Metro Zócalo. En el corazón de nuestro querido D.F.

sábado, julio 16, 2011

¡Constelación Poética!

Convocamos a tod@s los poetas, performanceros, artistas escénicos, músicos, trovadores, raperos, delirantes y desquiciados de la palabra y la acción que quieran formar parte de las intervenciones poéticas y actividades que llevaremos a cabo en las ciudades de Tijuana, D.F., Cuernavaca y Oaxaca del 20 al 24 de Julio de 2011.
CONSTELACIÓN POÉTICA es un evento convocado desde la frontera y apoyado por poetas del centro y sur del país, con la finalidad de organizar en cada ciudad actividades que van desde lecturas de poesía, intervenciones en espacios públicos, presentaciones de proyectos editoriales, talleres diversos, así como un Encuentro de colectivos y poetas en la ciudad de Cuernavaca.
La deplorable situación social y cultural en México y el mundo, nos impulsa a tomar acciones radicales frente a las indignas condiciones humanas en que nos encontramos. Ante esto, resulta urgente desarrollar propuestas y dinámicas de vida que contrasten con la violencia y corrupción que se trata de imponer por doquier. A través de la expresión artística buscamos lanzar consignas que impulsen la renovación de la vida. Que se entienda de una vez por todas que si hay muertos en las calles también habrá poesía en las calles. Donde se imponga la muerte también ahí corresponde el aliento de la vida.
Esta CONSTELACIÓN es una iniciativa que pretende conectar esfuerzos desde diferentes ciudades del país, primero, para servir como un ejemplo de unidad ante las situaciones adversas, y también, con el propósito de intervenir la realidad a través de la acción POÉTICA, dar a conocer propuestas artísticas emergentes, así como generar alternativas de mundo posibles en base a la voluntad creativa.
Te invitamos a formar parte de este conjunto de intervenciones y actividades. Si estás interesado en participar o tienes alguna duda envía un correo a colectivointransigente@gmail.com

“Que vivan lo seres delirantes que caminan haciendo malabares sobre el delgado hilo de la poesía”

Invitan

Colectivo Intransigente (Tijuana)
Mi país es un zombie (D.F.)
Revista La piedra (Cuernavaca)
Orquesta Eléctrica Cartonera (D.F.)
Revista Moria (Cuernavaca)
Kodama Cartonera (Tijuana)
La Nueva Babel (Oaxaca)

Programa detallado
CONSTELACIÓN POÉTICA
Tijuana/D.F./Cuernavaca/Oaxaca
Del 20 al 24 de Julio de 2011

Poesía, performance, talleres, presentaciones y más

PROGRAMA

MIÉRCOLES 20

4:00 PM

M.O.L.O.T.O.V.
(Marcha Ondulante de la Locura Obsidiana y Telescopio en los Ojos para Vivir)

Caravana poética por el Centro Histórico del D.F. Poesía, performance, música, intervenciones.
Punto de reunión: Hemiciclo a Juárez. De ahí partiremos al Zócalo.

Te invitamos a esta lectura en movimiento por el centro histórico de la ciudad. Lleva tus mantas, poemas, disfraces, instrumentos o lo que quieras. Trazaremos una ruta hasta el Zócalo haciendo paradas para irrumpir con poesía. Habrá lectura con micrófono abierto. Que la palabra vuelta acción haga retumbar el eco de las campanas de la catedral hasta sangrar, y que la enferma arquitectura de Palacio Nacional se cimbre como un anuncio de su pronta caída. Vamos a inundar las calles de poesía, agua viva que anuncia el nuevo tiempo, la materia justa de la re-invención.

JUEVES 21

4:00PM

MÚSICA PARA MOTORES

Lectura de poesía en la línea azul del metro.
Punto de encuentro: Estación General Anaya

Únete a la intervención poética en la línea azul del metro. El punto de encuentro será afuera de la estación General Anaya, iniciaremos nuestro recorrido ahí. Lleva tus poemas, dibujos, calcas o lo que quieras para compartir a los pasajeros.
La poesía será un bálsamo para las máquinas de la prisa, música para motores atrapados en su repetición y automatismo. El poema como un camino posible, unas vías para salir de lo cotidiano y experimentar en la palabra el flujo universal.

7:00PM

CONSTELACIÓN K20V

Presentación de proyectos editoriales cartoneros.
Kodama, 2.0.1.2, Orquesta Eléctrica y La Verdura Cartonera.
Presentan: Jhonnatan Curiel, Yaxkin Melchy, Gerardo Grande y Lulú Lecona
Lugar: Conejo Blanco, Galería de libros. Colonia Roma.

Lectura y presentación conjunta de proyectos editoriales. Participan Kodama Cartonera (Tijuana), Editorial 2.0.1.2 (DF), Orquesta Eléctrica Cartonera (DF) y La Verdura Cartonera (DF).


SÁBADO 23
Cuernavaca, Morelos

ENCUENTRO DE POETAS EN CUERNAVACA

Colectivos Invitados:

Los Intransigentes-Tijuana
Poetas Salvajes-DF
Poesía Y Trayecto-DF
Epilesis del tigre-Mazatlán
Híbridos-Morelos
Revista Moria-Morelos
Teikasicos-Morelos
Escuela de escritores de Morelos
Cultura escrita Morelos
Lunambulas

Todos los poetas/escritores que se quieran sumar son bienvenidos.

TALLERES

La Casona Spencer
Cooperación por taller: $15 ($10 para colectivos- $5 organización)

12:30 PM

TALLER DE POESÍA EN VOZ ALTA
Imparte Colectivo Intransigente
Patio de la Casona

TALLER DE ENCUADERNACIÓN
Imparte Yaxkin Melchy y Gerardo Grande
Salón 1

2:00 PM

TALLER DE ESCRITURA AUTOMÁTICA
Imparte Davo Valdés y Jerónimo Gómez Cuadra
Salón 2

TALLER DE PERFORMANCE
Imparte Karloz Atl
Salón 3

3:30PM

EJERCICIOS DE ESCRITURA DINÁMICA
Imparte Yeni Rueda López
Salón 2

TALLER DE POESÍA
Imparte Sergio D. Lara
Salón 1

INTERVENCIONES

6:00 PM

CARAVANA POÉTICA CON MEGÁFONO
Irrupciones poéticas en el centro de Cuernavaca.
Punto de encuentro: La Casona Spencer

Armados con megáfonos, se agruparán a los poetas e interesados en tres equipos, cada uno tomará un rumbo distinto para culminar afuera de la Casona Spencer.

7:00 PM

POESÍA CONSTELAR
Lectura de poesía con los participantes del encuentro.
Lugar: La Casona Spencer

DOMINGO 24
Oaxaca, Oaxaca.

7:00PM

POEMAS Y RAÍCES

Irrupción poética en el centro de Oaxaca y clausura de la Constelación Poética.

La Nueva Babel
Porfirio Díaz, 224, Centro.

CLAUSURA

domingo, junio 19, 2011

La estatua

Sobre el campanario una cigüeña riela

el río a lo lejos se descascara.

Él elige

el cuerpo: estanque de peces vivos

el olor de la carne rítmica

aún la descomposición

y sus gases

pero

nunca

la estatua.

Me pide

hacer de la analogía una bomba del organismo

doblar la palabra

masticarla.

Los dientes: torres de sangre

la saliva: el manto de la noche más larga.

Hay

un hombre: un mito.

El amante no es esa masa de polvo

la fuente: un perro blanco

la tarde: mis manos y esta pluma.

Yo también prefiero

el olor de la carne: la lava y el vapor

un pañuelo en el piso

y un nombre de letras acabalgadas.

La gente

Hoy el mendigo de Sor Juana golpea más fuerte su frente

no logra soportar.

Una sonrisa puede volverse una clave hipócrita.

La gente llega a aceptar que se une por conveniencia. Yo no.

Enmudezco.

El germen del odio siempre nace del lado izquierdo del pecho.

El desencuentro teje telarañas en las puertas de las casas

siembra huevos de larvas

en letras rojas y agudas de mensajes sorpresivos. Injustos.

Vete, no me importa, toma tus maletas y date por vencida.

Deja todo pendiente.

Hay demasiado sol en el cuarto y he aprendido a sobrevivir entre los que sí.

La enfermedad es una escupida de muerte.

El karma no existe ni en el estado de las cosas.

Deberías aprender a pagar tus cuentas completas,

decir buenos días como un puente, como un Periférico.

Mira a toda esa gente que camina,

los vagones son metáforas.

Dentro de mí vive también la larva:

paradoja contenida en autocrítica.

La humanidad es una masa sanguinolenta que dibuja el egoísmo con la boca.

¡Cállense, sus risas son lápidas, son una burla!

Deberías dejar la prepotencia pegada en la pared

con cinta Scotch. No es lo mejor comer a solas,

vivir intentando ocultar.

¿No era mejor el cascabel de la alegría?

¿Las tardes de sol con brincos?

Las mujeres que solo viven para servir a un hombre me dan asco.

Todo lo que detesto también está dentro de mí.

Ser persona da pánico.

La gente me hiere,

a veces

¿Vos también sos la gente?

jueves, junio 09, 2011

Joven poesía latinoamericana en el IMER

Primer cadáver exquisito


La gente me lastima

¿Y vos también sos la gente?

¿Gente en cuanto a valor ontológico?

La boca tuya es el lugar donde empiezan todas las cosas

Al presionar mi pecho y descubrir cien gritos de ave fénix

El alma es un montón de vidrios rotos sin botellas

como una resurrección, emerger de mis propios fondos

Y tu cuerpo, un cáliz donde ahogar lo que dicen del pasado

plumas, alas, propulsiones, mis pies ya no son de esta tierra

La deliberada conciencia dice ‘escóndete’ pero mi semi-autómata escritura alienta:

‘vacíate’

por eso es lo más hermoso

comerme la orilla de todas las estructuras posibles

eso significa

la tectónica de placas.

martes, junio 07, 2011

¡¡¡Venta urgenteee!!!

Por necesidad de viaje relámpago a El Salvador, vendo ejemplares de plaquettes de "un error espectacular atravesado por avenidas e hipopótamos líquidos" y ejemplares cartoneros de "Sucias palabras de amor". Cada uno a 50 pesitos o 5 dólares. Se aceptan peticiones fuera de México también. Gracias.




miércoles, mayo 11, 2011

la estrella

mística y adormecida: la herida

relámpago de lucidez en la lectura de cinco aristas

un caballo tirado por dos esquemas duales

de génesis atravesada: ella, la oculta

decir fácilmente: almas gemelas bifurcándose

el dolor encapsulado dándose debida rienda

un espejo en el ojo del otro

equivocados

intentando ampararse en su juventud

la culpa compartida por el alma gemela

rota

la palabra templanza: repetida

la agresividad de dura prueba

un Orestes anterior

de blanco

sin armas

ciego y sordo

negándose

la fortuna: la llama

cortar el hilo de la rueca que me une al Hombre

tres mujeres queriendo resolver el asombro

ser

el guerrero jalado por un caballo negro y uno blanco

no más el ceño fruncido

tenso

el futuro: un orfebre de rostro aireado

yo fabriqué las herramientas

el amor a la humanidad concluirá en bonanza y moradas uvas

al final

una chica desnuda

hincada

abriéndose en pandora

insectos gusanos arañas libélulas liberándose

de rodillas, la blanca mujer

un charco de agua

la estrella brillando

solo así

solo después del largo viaje

polar, denso y hondo de sí.

el día sin noche

el día sin noche como un hurón

inquieto

vociferantes

la juventud como un grito

fuentes

una ciudad que nos contiene

grafiti

la larga marcha antes de hervir

pájaros de brincos

pigmentos

los poemas gritándose seguidamente

la pasión de las luces

la universidad

sentirnos indestructibles por guardar el verbo

en el pecho

en la garganta

tomar el Metrobús

decir de memoria poemas para los pasajeros

estar tan dentro de nosotros que duela y sea dulce

leer y luego olvidar las páginas sobre el asfalto

discutir la menguancia de la luna

emborracharnos

navegar por las moléculas alucinantes de nuestras arterias

nivel de la sangre en la sangre: cero

mira tus manos, me dijo Víctor

las puse frente a mí

enloquecidas bailaban entre la música y los desconocidos

ácidas

encontrar una casa a medio construir

jugar a los niños

repetir: estamos sobre el nivel de las estrellas

abajo la ciudad

adentro, la verdadera casa

el autoritarismo del padre

el ardor del hijo

afuera, la gente discutía cómo alimentar el fuego

primitiva: la fogata

sentirte

saber que no-voy-a-dedicarte-este-poema

porque somos el poema el noema las desinencias verbales el pie quebrado

todo lo que nos enseñan en los libros

la vida

se resume

en largos besos y largas marchas de silencio

la gente está indignada

el país cayéndose a pedazos y nosotros gritando poesía

creciendo sin querer

bailando canciones en inglés

nombrando las fuentes y los pájaros

Yo

escribiéndote en el parque para decirte que fui tuya recostada en una pared

el día sin noche

las repeticiones no importan

los años nos caerán encima como un yunque

la miseria la injusticia el dolor

no nos pertenecen

pero sí la palabra hurón

el recuerdo de tus dedos dentro de mí

el amanecer en la estación

un beso

una casa a medio construir

en las afueras de la ciudad.

lunes, mayo 02, 2011

tal vez hoy solo duerma porque no pueda escribir

no logro comunicarme en el idioma de mis semejantes

quien soy me guarda en algún rincón de las sábanas intentando resarcirse

mientras en la esquina los mendigos hurguen en la basura

ninguna de mis palabras tendrá utilidad.

Mi columna sobre Sabato

http://elfaro.net/es/201104/opinion/4022/

miércoles, abril 27, 2011

mis amigos son estrellas fugaces que caen más lento de lo normal

ven, me dijo Gerardo

no he visto este cielo desde que era niño

la bóveda celeste era un pañuelo lechoso con el que podíamos limpiarnos la frente

él tenía sus ojos encumbrados

él era todo, menos artificio

yo me quedé quieta

de pie

frente a la estupefacción

el firmamento abrió su vientre para tragarnos sin masticar

árboles rojos marcaban el ritmo

tambores

mujeres de contornos azules caminarán por la playa mañana

no he visto este cielo desde niño, repitió

las estrellas son mis recuerdos

nada igual tendría la ciudad sin escrúpulos

adentro

la música

y la certeza de una vida más allá de nosotros

una caja de luz con una melodía que se repite como un mantra

no nos interesa la vanguardia, somos la re-evolución, dijo Yaxkin

mi piel erizada casi se quiebra

me sentí parte de un júbilo antiguo que también me pertenece

en ese momento pude haber muerto y el color de mi explosión se volvería el cuerpo de un joven que vería las estrellas como sus recuerdos de niño

alguien intentaría llorar pero sus lágrimas serían inútiles

pasos extraños interrumpieron nuestra visión

miramos boquiabiertos el paso de una sola estrella fugaz que caía

pero su materia era lenta y se derramaba despacio en el jardín estelar

vengan muchachos,

miren

todos vinieron y coincidimos en un extraño silencio

amé la inmediatez de nuestros cuerpos abrazándose frente a la anomalía

la suma de mis alucinantes moléculas me dijo

somos esa materia que flota

somos esta revolución ardiente

la luna se ha vuelto nuestro camino

y esta playa es una excusa para hacer nacer el polvo

mis amigos son el tiempo en el que se desliza la estrella

la luz lenta que hace que las líneas de las constelaciones

se marquen en el silencio.