miércoles, abril 15, 2009

de Navachiste

regresé dorada al sol, con el premio a cuestas (el Interamericano de Poesía Navachiste 2009: Jóvenes Creadores) por el poemario "Del mar es el ahogo" que verá la luz en un año cuando Ediciones Navachiste lo publique para el festival 2010.
con más amigos, recuerdos y canciones subsumidas en la conciencia, sin bolso (me lo hurtaron en Mazatlán), con mi pierna izquierda con un raspón tamaño bistec (los bemoles de la celebración al empanizarme en la arena), el recuerdo de nadar con cientos de pelícanos. Las pupilas y el corazón conmovidos.

algo sucedió en mí, algo que todavía está creciendo mientras reconstruyo mis apuntes, mientras extraño un litro frío de cerveza Pacífico.

agradecida, con Ana y con Juan del campamento Manfred que me ayudaron a volver a la ciudad que amo igual con los ojos y el cuerpo conmovidos.

amorosa y rumorosa.

esperando que todo tome el rumbo del curso habitual, pero con el espíritu más lleno.

5 comentarios:

Leonel Muñoz Tigre dijo...

Enhorabuena.... sin duda, te lo mereces...

nicolececilia dijo...

yo te quiero sin pesares!
qué bueno que te aventaste guerrera a navachiste y su magia!
hay que hablar, quiero oír todos los cuentos!

besos
n

Hippieboy dijo...

Felicidades.

Sor Juanais dijo...

TE ADORO!
ESE PREMIO ES EL MÁS MERECIDO DEL MUNDO.

Tu siempre orgullosísima amiga:
Anaïsla perdida

Alberto dijo...

Felicidades. Sigue adelante.