sábado, enero 02, 2010

estrellas que caen en el pozo


soñé con estrellas que caían en un pozo
adentro la luna rielaba redonda y llena
como una niña de aire
solitaria

pensé en mis amigos y sus propias estrellas
que también suelen caer en el vacío y volverse solas
hice cuentas
de los años volviéndose hilos de pescar
y arpones llenos de sangre

reparé en la palabra estalactita
y la deseché
porque no cabe en este poema

di vueltas en el fondo del agua
la memoria me llevó por el camino de polvo y te vi
estábamos haciendo lo que hacíamos siempre
pero hace mucho tiempo que nos fuimos

con el dedo dibujé formas libres en el suelo
y me resigné al paso febril de las unidades de tiempo

oí los pájaros cantar al amanecer
pero ya era tarde
grité mis heridas con un gesto silencioso y hondo
mis ojos quedaron aguados
incapaces de llorar

entonces pensé que nunca volveremos a ser los niños que fuimos
pero me retracté
porque los niños siempre son los niños
y no basta toda la vida para crecer.

5 comentarios:

Alejandro Ramírez Romero dijo...

Conmovedor poema que se reinventa a sí mismo. Comienza desde una desesperanza reflexiva y concluye con una máxima intuitiva.

María Tabares dijo...

¡Lindo! Lauri amorosa

Anaïs Abreu dijo...

como te quiero salvadoreñita de mi corazón!!!

Ophir Alviárez dijo...

Definitivamente "no basta toda la vida para crecer..."

Y cómo cuesta.

Besos de 2010,

Ophir

Rumana, the LadyTiger dijo...

Que lindo escrito! esa foto que pusiste es del Sótano de las Golondrinas verdad? :)
saludos Lauri