jueves, junio 09, 2011

Primer cadáver exquisito


La gente me lastima

¿Y vos también sos la gente?

¿Gente en cuanto a valor ontológico?

La boca tuya es el lugar donde empiezan todas las cosas

Al presionar mi pecho y descubrir cien gritos de ave fénix

El alma es un montón de vidrios rotos sin botellas

como una resurrección, emerger de mis propios fondos

Y tu cuerpo, un cáliz donde ahogar lo que dicen del pasado

plumas, alas, propulsiones, mis pies ya no son de esta tierra

La deliberada conciencia dice ‘escóndete’ pero mi semi-autómata escritura alienta:

‘vacíate’

por eso es lo más hermoso

comerme la orilla de todas las estructuras posibles

eso significa

la tectónica de placas.

1 comentario:

Anaïs Abreu dijo...

me encanta el efecto del sushi en ustedes dos.
los quiero.